Créeme que te entiendo cuando sientes que tu trabajo se volvió monótono y repetitivo y lo mejor que podemos hacer es aceptar que a veces eso sucede para así ver cómo salimos de ello y volver a crear momentum.

Una de las acciones que más me ha apoyado para salir de lo aburrida que puede parecer una acción, es buscar exactamente la parte que menos me gusta de ella y ver maneras de hacerla diferente, más rápido y porqué no, desaparecerla totalmente luego de analizar que a lo mejor ya no es necesaria.

De esto y más te invito a escuchar en el episodio dos de nuestro nuevo podcast The Tiny Action Project.

Escúchalo en Spotify o bien en Apple Podcasts.

Con cariño,

Maria Ibarra

Fundadora The Full Planner 

¡Hola!

Te escribe María Ibarra, fundadora de The Full Planner para contarte que estoy feliz de compartir contigo mi nuevo podcast “The Tiny Action Project”. Un podcast donde aprenderemos que, por medio de acciones chiquitas y simples pero claves, demostraremos lo MUY capaces que somos de ser mejores, de cuidarnos y amarnos más.  

Mientras el mundo experimenta cambios ENORMES, son las pequeñas acciones que tomamos las que producen el MAYOR impacto en nuestras vidas y eso es lo que justo encontrarás en cada episodio: cortos pero concisos se enfatizan en mejorar las áreas importantes de nuestra vida por medio acciones pequeñas y concretas.

Así las cosas, te invito a escuchar el Episodio #1: “Iniciar no es lo más importante para lograr tus metas”

Escúchalo en Spotify o en Apple Podcasts

¡Acompáñame!

Maria

Las palabras tienen poder y si escogemos las correctas, pueden darnos fuerza. Por ello quiero compartirte algunas frases que me han inspirado y dado valor en momentos difíciles y porqué lo hicieron.

  1. Entre el estímulo y las respuestas [resultados] hay un espacio y en ese espacio reside tu poder y libertad. Viktor Frankl. – Cuando Viktor habla de espacio, refiriere a las pausas que debemos tomar para obtener fuerza para adelante. Cuando el mundo te dice que no pares, más bien hazlo. Ten espacios de descanso como un súper poder para lograr lo que sea que desees.
  2. No nos atrevemos a hacer las cosas porque sean difíciles; más bien las convertimos en difíciles al no atrevernos. Seneca. – En mi experiencia como emprendedora te puedo garantizar que las cosas suceden cuando sólo cuando tomamos acción aún con miedo, aún con riesgos.
  3. Disfruta la vida, esto no es un ensayo. Esta lección la aprendí cuando perdí a un gran amigo con quien los últimos años de su vida nos prometíamos vernos pronto y “pronto” nunca llegó. Lo perdí en un accidente de tránsito. Aprende a vivir tu vida y sumarla cada vez más de experiencias valiosas, así como a demostrarle amor a tus seres queridos.
  4. Cuando tu propósito es más grande que ti mismo, te dará el valor que jamás pensaste tener. Hay incontables ocasiones en las cosas van mal y es fácil pensar que las dificultades nunca acabarán, pero eso no es verdad. Te pido que consideres tu propósito de vida y que lo hagas tan grande que te sea inspiración y te de confianza. Esto te apoyará a ver las cosas en perspectiva y visualizar más fácilmente las oportunidades en cada reto.
  5. Nada inesperado y maravilloso te pasará, si tienes tu viaje a París lleno de visitas al Louvre y la Torre Eiffel. Antony Bourdain. Esto resume mi perspectiva en los viajes y en la vida: haz espacio para la espontaneidad y las sorpresas. La vida es aburrida y se pone más cuesta arriba sin ella.
  6. Y esta la comparto en inglés por su etimolohía: “Nothing is impossible. The word itself says ‘I’m possible!”. Audrey Hepburn. Yo soy quien hago las cosas posibles aún en tiempos de estrés, incertidumbre o cansancio.

¿Cuáles frases te motivan? Compártelas para que sean de fuerza a otros

¿Qué tan seguido sacas tiempo para celebrar tus logros? Si eres como la mayoría, probablemente la respuesta es casi nunca y de seguro dejas celebrar o compensarte para “cuando tengas tiempo” o cuando saques vacaciones.

El no celebrarnos o compensarnos por el esfuerzo hecho, es muy normal y su causa refiere a maneras de pensar limitantes. Aquí algunas razones por las cuales no celebramos:

Lo cierto es que, celebrar y reconocerte por tus logros tiene muchísimos beneficios y maneras de hacerlo. Aquí te comparto algunas para que lo intentes y saborees esos beneficios en tu vida:

  1. Reconocer tus logros es como una base de datos a la cual puedes ir constantemente. ¿Qué hizo que lo lograras? ¿Cuáles fueron esas capacidades y experiencias que pusiste en marcha para lograrlo? ¿Qué aprendiste? Colocar todas esas piezas puede ser de mucho valor en tus siguientes retos.
  2. Celebrar inspira a quienes tienes alrededor. Así como tomar un reto puede inspirar a los demás, también compartir los resultados, así que no tengas miedo de compartir con el mundo que estás celebrando.
  3. Celebrar provee reconocimiento a quienes estuvieron contigo en el camino. A menudo nuestro éxito está ligado al trabajo que hemos hecho con otros, ya sea en algo en lo que nos colaboraron o si alguien nos animaba desde el inicio. Estar celebrando la victoria muestra a quienes nos rodean que valoramos y apreciamos su ayuda.
  4. El efecto de celebrar tiene varios impactos positivos en nuestro cerebro que, a su vez, conducen a cambios positivos. Esto es según un artículo de Psychology Today. Los niveles de oxitocina y endorfinas se elevan al celebrar lo que facilita la experimentación y la toma de riesgos, lo que puede resultar en un mayor éxito o aprendizaje. La serotonina también está elevada, lo que se traduce en una mayor concentración, innovación y motivación. La liberación de dopamina durante las celebraciones puede prepararte para niveles más altos de concentración y permitirte filtrar o ignorar la información que te distraiga. Todas estas reacciones químicas en nuestro cerebro generan resultados positivos e incluso más éxito y victorias.
  5. “Cuanto más elogias y celebras tu vida, más hay en la vida que celebrar". -  Oprah Winfrey. Para mí, esta cita habla del poder de una mentalidad positiva. Celebrar sus victorias es una forma de cultivar una mentalidad positiva. Es casi como cuando alguien te dice que no pienses en los elefantes morados, tu mente no puede evitar pensar y concentrarse en esos elefantes morados. Una mentalidad positiva engendra una mentalidad positiva. Encontrar cosas para celebrar anima a nuestro cerebro a encontrar más cosas para celebrar.

Entonces, ¿qué te gustaría celebrar más en tu vida?

Mientras te escribo esto, tomo conciencia del “momentum” que estoy viviendo en mi vida. Es increíble cómo el 2021 también se fue volando y otra vez estamos casi cerrando el año. Mientras nuestras vidas cambiaron drásticamente el año pasado, creo que puedo decir que estamos en un mejor lugar que hace un año. Deseo que puedas ver para atrás y que el balance de todo sea positivo.

De mi lado que te cuento que, aún siendo un año muy difícil en todos los sentidos, he progresado en todas las áreas importantes de mi vida y alcanzado algunas metas que eran cruciales para seguir avanzando; esto, basado en muchos ajustes drásticos que fueron el catalizador de esos resultados y por ello, hoy te quiero hablar de que así como el calendario 2021 le da paso al 2022, nosotros debemos darle espacio a lo nuevo y espero que estas palabras te empoderen a hacerlo:

Aún cuando el cambio no sea fácil y más bien incómodo, debes estar lista para ello.

Recuerda esto: será tuyo aquello que estás dispuesta a perseguir. No te quedes satisfecha con el simple hecho de saber que mejores cosas te pueden suceder. Ten el coraje de trabajar en ello.

Lo nuevo tiene que ser percibido y finalmente poseído. En otras palabras, agarra tu futuro y rehúsate a dejarlo ir. Te arrepentirás de lo que no alcances. Extinguirás tus sueños si no estás dispuesta a abrazar tu destino. ¡Lo nuevo está a tu alcance, pero debes tomarlo y con mucha fuerza!

Recuerdo que en el 2013 cuando finalmente alcancé una posición global en la transnacional para la cual entonces trabaja, me obligué a mi misma a dar todo para así estar a la altura de lo que se esperaba. Todos los correos debían ser leídos y respondidos, entre más abarcaba más expectativas llenaba y con orgullo siempre le daba la bienvenida a cuanto proyecto salía. En ese entonces parecía un pulpo tomando y tratando de apaciguar todo. Pero de eso se trataba el éxito y dar la milla la extra. ¿Cierto? O eso pensaba…

Al principio todo estaba bien pero al pasar de los años y como dicen “tarde o temprano” esa vida comenzó a pasarme la factura: noches sin dormir, cansancio crónico y sólo ideas refritas me llegaban y aunque nada era a simple vista, sabía profundamente en mi corazón que necesitaba un cambio que me permitiera no sólo salir de donde estaba, además progresar en áreas vitales de mi vida como la salud y el tiempo conmigo y mi seres amados.

La manera de progresar en esas áreas para mi importantes no era ciencia cuántica, simplemente se trataba de elegir trabajar menos y beneficiarme de eso, pero eso provocó el dolor de vivir (al principio) con la incomodidad de lidiar con viejos juicios que decían que no estaba dando lo mejor de mi y que nunca estaría a la altura. Agudos pinchazos de miedo apuñalan mi sistema nervioso porque seguramente algo malo iba a suceder en mi trabajo si elegía honrarme a mí misma y cuidarme.

Estuve en la línea de aprendizaje por muchos meses. Ese espacio incómodo y a veces espantoso de estar en el proceso de romper un hábito estando atrapada en él pero con la muy leve seguridad de que se está produciendo un cambio.

El fumador que deja de fumar pero que todavía tiene antojos podrá identificarse.

La incomodidad y el dolor así como son parte del cambio también son ese cemento que pavimenta el progreso.

Comparto esto porque las personas generalmente piensan que progresar debería sentirse bien, sí y sí pero al principio no. Al principio no sólo duele, además constantemente te invade el pensamiento de que algo estás haciendo mal y que algo espantoso va a pasar y eso es lo que quiero que normalices que la incomodidad y el dolor no significan que vas en la dirección equivocada.

Está bien que el cambio sea difícil. Todos estamos en el mismo barco pero si de algo te funciona, te puedo dar fe que:

Hoy hago menos y hago con más intención.

Que mi valor no se basa en el número de correos o mensajes contestados.

Y la paz no la encuentro cuando alcanzo las expectativas de otros, ni siquiera las mías propias. 

Mi esperanza es que esto no sólo te ayude a dejar de lado tu libro de recetas y reglas, sino que también te ayude a ser amable contigo misma en la incomodidad que eso conlleva.

¡Esta semana cumplimos la 4ta edición de The Full Planner! y lo que comenzó como una prueba se ha convertido más que un pequeño negocio en un estilo de vida. El estilo de experimentar más libertad en todos los aspectos de mi vida para así hacer más de lo que amo y me emociona; algo que, si te resuena, deseo compartir contigo.

Este viaje de emprender ha tenido altos y bajos y he aquí algunas reflexiones de porqué amo lo que hago y cómo mientras celebramos, nos cargamos de energía para encontrar mejores maneras de hacer la cosas y mirar hacia el futuro con esperanza.

The Full Planner no nació con el primer propósito de ser una máquina de dinero: nació de la necesidad de un cambio radical de vida hacia una que me funcionara para dar cabida a tener tiempo para hacer más de lo que amo y me emociona. Sea esto desde cuidar mi salud, emprender o hasta pequeñas cosas como tomar café con un amigo.


En ese sentido, la primera cualidad que tiene The Full Planner, es ser más que un producto un cómplice para que yo y quien desee tenerlo, nos empuje a buscar más de eso que es importante para nosotros.

The Full Planner aspira a ser un héroe en la sociedad:  no sólo para generar empleo directo en indirecto, además he decidido que este sea lugar donde las personas se mantengan inspiradas no sólo para hacer un buen trabajo sino para que cada vez más tengan vidas que amen aún si eso significa que mañana se tengan que ir para seguir algún sueño.

The Full Planner siempre busca y se rodea de los mejores amigos: saber que una no puede sola y ver en eso oportunidades de expansión y crecimiento ha sido de las cosas más enriquecedoras de este proceso. Buscar manos y mentes mejores que las mías nos han hecho resolver problemas en menos tiempo, mitigando mayores riesgos y haciéndonos crecer velozmente.

En resumidas cuentas, The Full Planner se ha convertido poco a poco en un producto con características humanas a las que aspiro: